Áreas de Intervención 

QUÉ TRATAMOS?

  •    Bajas habilidades sociales ; timidez, aislamiento, baja resolución de        conflictos, baja tolerancia a la frustración, impulsividad.

  •    Inmadurez emocional.

  •    Trastornos Cognitivos y del Aprendizaje.

  •    Síndrome de Déficit Atencional.

  •    Trastornos Emocionales.

  •    Trastornos regulatorios.

  •    Trastornos del ánimo.

  •    Trastornos Ansiosos.

  •    Depresión.

  •    Trastornos por estrés Post traumático.

  •    Trastornos del apego.

  •    Trastornos de conducta.

  •    Trastornos del Desarrollo del Carácter.

  •    Trastornos del Desarrollo Evolutivo.

  •    Entre otros…

Áreas de Intervención 

 

En Infanterra nos centramos en la Importancia de activar las áreas más sanas de nuestros pacientes,  como caminos y herramientas de cambio.   Se busca desarrollar un  experienciar positivo, emocional, cognitivo y somático, que permite un desarrollo sano y creencias positivas acerca de sí mismo y del ambiente.

 

La pérdida de salud emocional  y mental , se genera sobre un estancamiento, una insuficiencia o un quiebre del ser humano en su adaptación al entorno.  La psicoterapia permite corregir y/o restablecer el funcionamiento interno, potenciando RECURSOS

 

Desarrollamos nuestro trabajo terapéutico en la confianza de  la existencia de procesos internos hacia la curación, naturales e innatos, en los seres humanos.

 

Creemos también en la posibilidad de activar los recursos disponibles alrededor del niño, tanto en la familia como en los establecimientos educativos en los que participan y en la importancia de la prevención.

Nos centramos en el concepto de MATRIZ TERAPÉUTICA que consiste en una intervención  dinámica y  programada, que se enfoca en la posibilidad de establecer acuerdos previos a la intervención terapéutica, y definición de áreas de trabajo, en conjunto con los padres y/o otros profesionales.

Familia, pareja parental

 

Buscamos empatizar y desarrollar confianza de los padres hacia el proceso del niño  y percepción de que ellos son agentes  centrales y activos de cambio.

Se ha desarrollado una conceptualización propia desarrollando el concepto de Intervenciones Clínicas Parentales (ICP); las dimensiones de las intervenciones con los padres son parte de un proceso dinámico y sinérgico en relación al proceso de psicoterapia del niño .  

Al explicar la Intervención Clínico Parental  (ICP ), se invita a los padres a la posibilidad de abrir la intervención del niño a un proceso con los padres, como eslabones de una cadena de elaboración y sanación de circuitos disfuncionales en la relación con el niño. 

 

El trabajo parental se caracteriza por:

  • Trabajo sistemático, estable y coordinado con los padres:

  • Mejorar la  capacidad de comprensión del niño y del proceso  de cambio.

  • Aumentar la conciencia de que los padres son parte del problema y de la solución de los síntomas del niño.

  • Incrementar el empoderamiento y sensación de dominio en  los padres.

  • Ofrecer una oportunidad de crecimiento emocional en su rol parental.

  • Velar por una mayor profundidad  perdurabilidad en los cambios en el niño y en el sistema familiar.

 

 

Las ICP favorecen:

  • La capacidad de los padres de mentalizar al niño , y por lo tanto de constituirse en un yo auxiliar más disponible.

  • La  conexión emocional entre  los padres y el niño, por lo que se alimentan modelos metacognitivos más positivos del YO en el niño.

  • La corregulación emocional; se  forman las bases para desarrollar una vinculación más sana y funcional entre los padres y el niño.