Untitled design (2).png
IMG_3034.jpg

La Unidad Infanto-Juvenil abarca desde los 0 años hasta los 13 años, inicio de la pre pubertad. En la etapa de desarrollo de la infancia, los niños, niñas y los padres deben dar cuenta de una serie de hitos y tareas propias del desarrollo y maduración de amplias funciones en la interacción propia de lo biológico con el ambiente físico y relacional.

En esta etapa se presentan importantes desafíos, tanto para los niños, niñas como los padres, tales como el desarrollo psicomotor, desarrollo del lenguaje, primeros pilares del aprendizaje, proceso de escolarización, apertura al mundo del conocimiento, desarrollo de funciones instrumentales para el aprendizaje, plasticidad cerebral, desarrollo funciones cognitivas, construcción de vínculos seguros, desarrollo social y emocional, bases del desarrollo de la personalidad, entre tantas tareas propias de este periodo.

En este marco evolutivo del niño, la unidad  tiene como objetivos poder aportar en la evaluación, diagnóstico y tratamiento tanto a los niños, niñas y púberes, como a los padres que presentan dificultades o que requieren orientación para encausar de la mejor forma y potenciar los recursos de los pacientes. La unidad trabaja inserta en un equipo multi e interdisciplinario de salud mental que le permite recurrir a un trabajo colaborativo con el resto de las Unidades de Especialización.

La Unidad enfoca sus esfuerzos en:

  1. Evaluación y Diagnostico

  2. Tratamientos: Psicoterapia individual, Psicoterapia en Grupo

  3. A los padres: Psicoeducación, Intervenciones Clínicas Parentales (ICP), terapia vincular, manejo parental, entre otras.

  4. A los colegios: trabajo en equipo para dar cuenta de intervenciones específicas, clínicas-educacionales de cada niño y niña según sus necesidades.

Copia de Dirección Clínica (1).png